index.html

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31

32

33

34

35

36

37

38

39

40

41

42

43

44

45

46

47

48

49

50

51

52

53

54

55

56

57

58

59

60

61

62

63

64

65

66

67

68

69

70

71

72

73

74

75

76

77

78

79

80

81

82

83

84

85

86

87

88

89

90

91

92

93

94

95

96

97

98

99

100

101

102

103

104

105

106

107

108

109

110

111

112

113

114

115

116

117

118

119

120

121

122

123

124

125

126

127

128

129

130

131

132

133

134

135

136

137

138

139

140

141

142

143

144

145

146

147

148

149

150

151

152

153

154

155

156

157

158

159

160

161

162

163

164

165

166

167

168

169

170

171

172

173

174

175

176

177

178

179

180

181

182

183

184

185

186

187

188

189

190

191

192

193

194

195

196

197

198

199

200

<!DOCTYPE html>

<html>

  <head>

    <meta charset="ISO-8859-1">

    <meta name="X-UA-Compatible" content="IE=Edge">

    <meta name="viewport" content="width=device-width, initial-scale=1.0">

    <title>Grecia suspende la liga de fútbol de forma indefinida tras los últimos casos de violencia</title>

  </head>

 

  <body>

    <header>

      <título>Grecia suspende la liga de fútbol de forma indefinida tras los últimos casos de violencia</título>

      <fecha> 12-03-2018     12:31h </fecha>

    </header>

    <titular>

La Policía ordena detener al presidente de PAOK tras invadir el campo portando una pistola después de que el árbitro anulara un gol a su equipo en el último minuto de su partido contra el AEK.

    </titular>

    <noticia>

Grecia se ha quedado sin fútbol tras los últimos acontecimientos violentos ocurridos en las dos últimas jornadas del campeonato de liga. La gota que ha colmado el vaso fue la irrupción del presidente del PAOK de Salónica, Ivan Savidis, en el terreno de juego durante el partido que enfrentaba a su equipo contra el AEK de Atenas tras anularle el árbitro un gol. Lo grave es que el dueño del PAOK portaba un arma. Tras este suceso, la policía griega ha emitido este lunes una orden de detención contra el presidente del PAOK.

La decisión fue anunciada por el titular de Deportes griego, Yorgos Vassiliadis, tras reunirse con el primer ministro, Alexis Tsipras. Vassiliadis anunció que comenzarán a realizar consultar con todos los implicados y que la Liga no se reanudará hasta que lleguen a un acuerdo.

La orden de detención también afecta a otras cuatro personas, probablemente sus guardaespaldas, que invadieron el campo de juego junto a Savidis.

La invasión del terreno de juego del estadio Tumba ocurrió justo después de que el árbitro Kominis anulara por fuera de juego un gol del PAOK, en el tiempo añadido, lo que le hubiera quitado el liderato. Tras varias de deliberaciones, el árbitro dio finalmente el partido al PAOK.

Sin embargo, el hecho de que Savidis, un magnate industrial ruso de origen griego, irrumpiera armado en el campo de juego, ha desencadenado una ola de indignación no solo en el mundo del deporte.

Vassiliadis declaró que el Gobierno no permitirá que los intereses de algunos perviertan el fútbol griego, incluso si se tienen que "tomar decisiones difíciles en consulta con la UEFA", refiriéndose a una posible suspensión de la Liga.

"Lo que vimos es un ataque al honor del fútbol griego. Dañan al club y a los seguidores del equipo. Que alguien entre al campo con una pistola en la mano es una provocación inadmisible, independientemente de lo que haya ocurrido", afirmó por su parte Panos Skurletis, el ministro del Interior griego, en declaraciones a la agencia de noticias griega AMNA.

El encuentro entre el PAOK Salónica y el AEK Atenas, de la vigésima quinta jornada de la Liga de Grecia, fue inicialmente interrumpido antes del pitido final cuando jugadores, técnicos y directivos, incluido el presidente Savidis, invadieran el césped, este último portando un arma.

La invasión del terreno de juego del estadio Tumba ocurrió justo después de que el árbitro Kominis anulara por fuera de juego un gol al caboverdiano Fernando Varela, en el tiempo añadido.

El encuentro transcurría con empate sin goles. Y en el tiempo añadido, Varela introdujo el balón en la red. El árbitro, sin embargo, señaló fuera de juego e invalidó el tanto que hubiera situado al PAOK en el liderato de la competición. El gol era legal.

Finalmente, tras dos horas de parón en las que Kominis se refugió en el vestuario, el árbitro cambió su decisión, concediendo el triunfo por 1-0 al PAOK ante el AEK Atenas y dio por concluido el encuentro.

Además, antes del inicio del choque, se produjeron varios altercados en las proximidades del estadio Tumba y la policía tuvo que intervenir ante la actitud de los seguidores radicales de Salónica, que lanzaron objetos de todo tipo a los miembros de la seguridad.

Otro caso la semana anterior

Las tensiones se producen justo cuando el Comité de Apelaciones de la Federación Griega de Fútbol (EPO) acababa de devolver al PAOK los tres puntos que le fueron retirados tras el ataque por parte de un aficionado al entrenador del Olympiacos, el español Oscar García Junyent, el pasado 25 de febrero.

El comité mantuvo la victoria por 0-3 que la EPO había otorgado al Olympiacos y retiró la sanción al PAOK de jugar dos partidos a puerta cerrada. Oscar García fue alcanzado por un rollo de papel de los que se usan para las cajas registradoras justo cuando iba a empezar el partido en el campo del PAOK.

"El Gobierno ha luchado durante los últimos tres años para el saneamiento del fútbol griego. Conseguimos muchas cosas, pero hay muchas más por hacer. No permitiremos que se vuelva a la situación anterior, incluso si eso supone un coste político para el Gobierno", afirmó Vassialiadis este lunes.

Añadió que el Gobierno está en contacto permanente con la UEFA y que intentará evitar que los equipos griegos queden excluidos de las competiciones europeas.

Cuando se le consultó sobre cómo ve la UEFA la entrada de hombres armados en el terreno de juego, Vassialiadis dijo que los europeos están "sorprendidos, como nosotros".

Hace dos años el Gobierno ya interrumpió durante varias semanas los campeonatos profesionales de fútbol griegos tras un enfrentamiento entre hinchas del Panathinaikos y el Olympiacos, que impidió que se disputase el clásico.

    </noticia>

 

    <a>Volver</a>

 

  </body>

<!DOCTYPE html>

<html>

  <head>

    <meta charset="ISO-8859-1">

    <meta name="X-UA-Compatible" content="IE=Edge">

    <meta name="viewport" content="width=device-width, initial-scale=1.0">

    <title>Grecia suspende la liga de fútbol de forma indefinida tras los últimos casos de violencia</title>

  </head>

 

  <body>

    <header>

      <título>Grecia suspende la liga de fútbol de forma indefinida tras los últimos casos de violencia</título>

      <fecha> 12-03-2018     12:31h </fecha>

    </header>

    <titular>

La Policía ordena detener al presidente de PAOK tras invadir el campo portando una pistola después de que el árbitro anulara un gol a su equipo en el último minuto de su partido contra el AEK.

    </titular>

    <noticia>

Grecia se ha quedado sin fútbol tras los últimos acontecimientos violentos ocurridos en las dos últimas jornadas del campeonato de liga. La gota que ha colmado el vaso fue la irrupción del presidente del PAOK de Salónica, Ivan Savidis, en el terreno de juego durante el partido que enfrentaba a su equipo contra el AEK de Atenas tras anularle el árbitro un gol. Lo grave es que el dueño del PAOK portaba un arma. Tras este suceso, la policía griega ha emitido este lunes una orden de detención contra el presidente del PAOK.

La decisión fue anunciada por el titular de Deportes griego, Yorgos Vassiliadis, tras reunirse con el primer ministro, Alexis Tsipras. Vassiliadis anunció que comenzarán a realizar consultar con todos los implicados y que la Liga no se reanudará hasta que lleguen a un acuerdo.

La orden de detención también afecta a otras cuatro personas, probablemente sus guardaespaldas, que invadieron el campo de juego junto a Savidis.

La invasión del terreno de juego del estadio Tumba ocurrió justo después de que el árbitro Kominis anulara por fuera de juego un gol del PAOK, en el tiempo añadido, lo que le hubiera quitado el liderato. Tras varias de deliberaciones, el árbitro dio finalmente el partido al PAOK.

Sin embargo, el hecho de que Savidis, un magnate industrial ruso de origen griego, irrumpiera armado en el campo de juego, ha desencadenado una ola de indignación no solo en el mundo del deporte.

Vassiliadis declaró que el Gobierno no permitirá que los intereses de algunos perviertan el fútbol griego, incluso si se tienen que "tomar decisiones difíciles en consulta con la UEFA", refiriéndose a una posible suspensión de la Liga.

"Lo que vimos es un ataque al honor del fútbol griego. Dañan al club y a los seguidores del equipo. Que alguien entre al campo con una pistola en la mano es una provocación inadmisible, independientemente de lo que haya ocurrido", afirmó por su parte Panos Skurletis, el ministro del Interior griego, en declaraciones a la agencia de noticias griega AMNA.

El encuentro entre el PAOK Salónica y el AEK Atenas, de la vigésima quinta jornada de la Liga de Grecia, fue inicialmente interrumpido antes del pitido final cuando jugadores, técnicos y directivos, incluido el presidente Savidis, invadieran el césped, este último portando un arma.

La invasión del terreno de juego del estadio Tumba ocurrió justo después de que el árbitro Kominis anulara por fuera de juego un gol al caboverdiano Fernando Varela, en el tiempo añadido.

El encuentro transcurría con empate sin goles. Y en el tiempo añadido, Varela introdujo el balón en la red. El árbitro, sin embargo, señaló fuera de juego e invalidó el tanto que hubiera situado al PAOK en el liderato de la competición. El gol era legal.

Finalmente, tras dos horas de parón en las que Kominis se refugió en el vestuario, el árbitro cambió su decisión, concediendo el triunfo por 1-0 al PAOK ante el AEK Atenas y dio por concluido el encuentro.

Además, antes del inicio del choque, se produjeron varios altercados en las proximidades del estadio Tumba y la policía tuvo que intervenir ante la actitud de los seguidores radicales de Salónica, que lanzaron objetos de todo tipo a los miembros de la seguridad.

Otro caso la semana anterior

Las tensiones se producen justo cuando el Comité de Apelaciones de la Federación Griega de Fútbol (EPO) acababa de devolver al PAOK los tres puntos que le fueron retirados tras el ataque por parte de un aficionado al entrenador del Olympiacos, el español Oscar García Junyent, el pasado 25 de febrero.

El comité mantuvo la victoria por 0-3 que la EPO había otorgado al Olympiacos y retiró la sanción al PAOK de jugar dos partidos a puerta cerrada. Oscar García fue alcanzado por un rollo de papel de los que se usan para las cajas registradoras justo cuando iba a empezar el partido en el campo del PAOK.

"El Gobierno ha luchado durante los últimos tres años para el saneamiento del fútbol griego. Conseguimos muchas cosas, pero hay muchas más por hacer. No permitiremos que se vuelva a la situación anterior, incluso si eso supone un coste político para el Gobierno", afirmó Vassialiadis este lunes.

Añadió que el Gobierno está en contacto permanente con la UEFA y que intentará evitar que los equipos griegos queden excluidos de las competiciones europeas.

Cuando se le consultó sobre cómo ve la UEFA la entrada de hombres armados en el terreno de juego, Vassialiadis dijo que los europeos están "sorprendidos, como nosotros".

Hace dos años el Gobierno ya interrumpió durante varias semanas los campeonatos profesionales de fútbol griegos tras un enfrentamiento entre hinchas del Panathinaikos y el Olympiacos, que impidió que se disputase el clásico.

    </noticia>

 

    <a>Volver</a>

 

  </body>