index.html

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31

32

33

34

35

36

37

38

39

40

41

42

43

44

45

46

47

48

49

50

51

52

53

54

55

56

57

58

59

60

61

62

63

64

65

66

67

68

69

70

71

72

73

74

75

76

77

78

79

80

81

82

83

84

85

86

87

88

89

90

91

92

93

94

95

96

97

98

99

100

101

102

103

104

105

106

107

108

109

110

111

112

113

114

115

116

117

118

119

120

121

122

123

124

125

126

127

128

129

130

131

132

133

134

135

136

137

138

139

140

141

142

143

144

145

146

147

148

149

150

151

152

153

154

155

156

157

158

159

160

161

162

163

164

165

166

167

168

169

170

171

172

173

174

175

176

177

178

179

180

181

182

183

184

185

186

187

188

189

190

191

192

193

194

195

196

197

198

199

200

<!DOCTYPE html>

<html>

  <head>

    <meta charset="ISO-8859-1">

    <meta name="X-UA-Compatible" content="IE=Edge">

    <meta name="viewport" content="width=device-width, initial-scale=1.0">

    <title>El mercado pronostica que Alemania ganará el Mundial, con Brasil y España al quite</title>

  </head>

 

  <body>

    <header>

      <título>El mercado pronostica que Alemania ganará el Mundial, con Brasil y España al quite</título>

      <fecha> 11-06-2018     05:34h </fecha>

    </header>

    <titular>

El banco de inversión suizo UBS sitúa a Alemania, Brasil y España, por este orden, como favoritos para ganar el Mundial de Fútbol en Rusia, según las herramientas de cálculo financiero con las que mueven sus carteras de inversión. Su rival germano Commerzbank comparte la misma visión.

    </titular>

    <noticia>

And the winner … will be Alemania. Las aplicaciones econométricas con las que el servicio de análisis del banco de inversión suizo UBS decide la colocación de activos de los patrimonios de sus clientes augura la victoria alemana en el Mundial de Fútbol que comienza el próximo 14 de junio en el Estadio Olímpico de Luzhnikí, en Moscú, con el partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudí. En concreto, su herramienta predictiva otorga a la escuadra germana –que defiende el título logrado en el Mundial de Brasil de 2014– un 24% de opciones de revalidar el preciado galardón, frente al 19,8% que concede a Brasil y el 16,1% que los expertos del banco calculan para España.

Por detrás, otra terna que se sitúan en los puestos de privilegio de todas las quinielas y casas de apuestas: Inglaterra (8,5%); Francia (7,3%) y Bélgica (5,3%). Argentina, Portugal, Uruguay y Suiza cierran el top-ten de aspirantes. Entre los factores que, a juicio de los analistas de UBS, inducen a presagiar que la Mannschaft se convertirá, como Brasil, en pentacampeona, sobresale, entre otros indicadores, el rating Elo, método matemático ideado por Árpád Éló, físico estadounidense de origen húngaro, que traslada a cálculo estadístico la habilidad relativa de victoria en torneos o campeonatos deportivos y que es habitualmente utilizado por jugadores de ajedrez. En cada una de sus fases de clasificación, Alemania se hizo con la victoria en todas sus confrontaciones, España no perdió ninguno y Brasil sucumbió en uno de ellos.

Sin embargo, de las simulaciones de UBS se deduce que Inglaterra, Francia, Bélgica y Argentina, con una pésima ronda de acceso a la fase final del Mundial, y que estuvo a punto de dejar fuera a la doble campeona del mundo, con Lionel Messi (el mejor jugador de la historia para muchos) a la cabeza, “tienen opciones realistas de lograr el trofeo”. Por ejemplo, de Inglaterra dice que "los 23 seleccionados tienen dos terceras partes de probabilidades de alcanzar los cuartos de final y bastantes de pasar de semifinales si no les toca Brasil", escribe Dean Turner, economista de UBS Wealth Management. Quien no desaprovecha la ocasión para decir que “Inglaterra es una selección equilibrada, un atributo que complementa cualquier esfuerzo colectivo y que puede transformar en éxito la táctica, la condición física y las habilidades técnicas” de sus jugadores, para sentenciar que “como ocurre en las inversiones, un holding que tiene una cartera de activos diversificado obtiene niveles de credibilidad de mayor consideración” en el mercado. Por contra, Panamá, Egipto, Túnez, Costa Rica y Arabia Saudí tienen cero posibilidades de mostrar la Copa del Mundo como vencedores absolutos.

Goldman Sachs desiste de predecir tras su fracaso apostando por Brasil en el último Mundial y de Francia en su reciente Eurocopa

El banco suizo aclara en su informe que sus cálculos definitivos son el resultado de más de 10.000 simulaciones. Aunque, en este caso, den como favoritos a la campeona en vigor, al sempiterno favorito (Brasil) y a España, brillante ganadora del Mundial de Sudáfrica de 2010. “Es lo que creen también la mayoría de los aficionados del planeta”, pero esa apreciación colectiva “no resulta un enfoque cuantitativo suficiente para el tratamiento de datos de un banco de inversión”, aclaran desde el equipo de UBS que ha elaborado el estudio, formado por 18 analistas. “Para nosotros, el modelo de predicción es una herramienta habitual de diagnóstico. En 2014, predijo que Brasil ganaría su Mundial sólo si no se cruzaba con Alemania en semifinales. Ocurrió y la selección de Alemania barrió a la brasileña por 7 goles a 1, antes de alzarse con el trofeo.

Tras las conclusiones del rating Elo, los expertos de UBS someten esa información al denominado simulador Monte Carlo. Sus analistas lo explican así: “Es una constelación de variables, con una serie de componentes aleatorios que nos trasladan un ranking de probabilidades ganadoras. Una vez se obtienen, repetimos las simulaciones una y otra vez, hasta compulsar resultados posibles de cruces y clasificaciones de grupos que superan los 10.000 torneos virtuales”. Entonces, tan sólo contabilizamos las veces que un equipo sale vencedor, las opciones de superar los cruces y las semifinales y las que tienen de ser eliminados.

El documento, de 17 páginas, incluye curiosidades sobre el mercado que alberga el Mundial. De Rusia explica que tiene 17 diferentes husos horarios, para facilitar los traslados de sedes de los aficionados, y desmenuza una completa guía para inversores interesados en colocar sus activos en Rusia. Y el panorama que dibuja contiene no pocas advertencias. Considera que el Mundial le reportará una imagen de país renovada y moderna, que incidirá en la reciente prosperidad de uno de los cuatro grandes mercados emergentes del planeta, pero que las hostilidades lanzadas por su presidente, Vladimir Putin, contra Europa, en particular, y Occidente, en general, así como su reciente victoria electoral, que le mantendrá en la Jefatura del Estado hasta 2024, hacen de su coyuntura favorable y de su actual atractivo inversor algo coyuntural.

La Universidad de Innsbruck se decanta por una final Brasil-Alemania, con probabilidades de triunfo para la última

La subida del precio del petróleo puede alargar la fiesta inversora, que ha conseguido que Rusia tenga un rating de bono basura a una calificación con grado de inversor internacional desde hace dos años, pero su papel activo en tensiones geopolíticas y su injerencia en asuntos de soberanía interna de otros países, deteriorará el clima para hacer negocios en su mercado. El uso de este tipo de fórmulas predictivas, que se han perfeccionado desde el último torneo mundialista por el fulgurante desarrollo del Big Data y la digitalización del análisis económico, ya proliferaba también entre los grandes bancos de inversión. En especial, Goldman Sachs. Aunque en esta ocasión ha desistido, después de sus fracasos a la hora de pronosticar la victoria de Brasil en 2014 y la de Francia, en la Eurocopa de 2016, que cayó ante la Portugal de Cristiano Ronaldo.

Otro banco, el alemán Commerzbank, coincide, en esencia, con el diagnóstico de UBS. Aunque rebaja las probabilidades de Alemania a un 18%. Eso sí, como su rival suizo, por delante de Brasil, justo por debajo del 13% de opciones de victoria (12,7%) y de España, con el 9,6%. Su modelo de análisis de datos tiene en cuenta el ranking mundial FIFA y sondea y evalúa el recorrido que, cada selección, ha realizado en Copas del Mundo precedentes, así como las estadísticas de juego y los goles que han logrado en torneos recientes. Commerzbank también dice haber realizado más de 10.000 simulaciones aleatorias de cada partido y, de sus resultados, se deduce que la selección de su país de origen retendrá el título.

Aunque, como se dice en el mundo del fútbol, las estadísticas, en primer lugar, están para superarlas; es un deporte de normas simples, en el que veintidós jugadores persiguen un balón a lo largo de 90 minutos, pero en el que funcionan demasiados factores intangibles que inclinan la victoria de uno u otro lado con mucha frecuencia, en segundo término, y que no responde necesariamente al dicho de que “juegan dos equipos y siempre gana Alemania”.

De hecho, otros presagios, como el de la Universidad austriaca de Innsbruck pronostica una final entre Alemania y Brasil, con victoria para la actual pentacampeona. Eso sí, por estrecho margen: 16,6% para la selección sudamericana y un 15,8% para la europea. De confirmarse, sería una gran reválida para que Brasil se resarza del fatídico 7-1 de su Mundial.

    </noticia>

 

    <a>Volver</a>

 

  </body>

<!DOCTYPE html>

<html>

  <head>

    <meta charset="ISO-8859-1">

    <meta name="X-UA-Compatible" content="IE=Edge">

    <meta name="viewport" content="width=device-width, initial-scale=1.0">

    <title>El mercado pronostica que Alemania ganará el Mundial, con Brasil y España al quite</title>

  </head>

 

  <body>

    <header>

      <título>El mercado pronostica que Alemania ganará el Mundial, con Brasil y España al quite</título>

      <fecha> 11-06-2018     05:34h </fecha>

    </header>

    <titular>

El banco de inversión suizo UBS sitúa a Alemania, Brasil y España, por este orden, como favoritos para ganar el Mundial de Fútbol en Rusia, según las herramientas de cálculo financiero con las que mueven sus carteras de inversión. Su rival germano Commerzbank comparte la misma visión.

    </titular>

    <noticia>

And the winner … will be Alemania. Las aplicaciones econométricas con las que el servicio de análisis del banco de inversión suizo UBS decide la colocación de activos de los patrimonios de sus clientes augura la victoria alemana en el Mundial de Fútbol que comienza el próximo 14 de junio en el Estadio Olímpico de Luzhnikí, en Moscú, con el partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudí. En concreto, su herramienta predictiva otorga a la escuadra germana –que defiende el título logrado en el Mundial de Brasil de 2014– un 24% de opciones de revalidar el preciado galardón, frente al 19,8% que concede a Brasil y el 16,1% que los expertos del banco calculan para España.

Por detrás, otra terna que se sitúan en los puestos de privilegio de todas las quinielas y casas de apuestas: Inglaterra (8,5%); Francia (7,3%) y Bélgica (5,3%). Argentina, Portugal, Uruguay y Suiza cierran el top-ten de aspirantes. Entre los factores que, a juicio de los analistas de UBS, inducen a presagiar que la Mannschaft se convertirá, como Brasil, en pentacampeona, sobresale, entre otros indicadores, el rating Elo, método matemático ideado por Árpád Éló, físico estadounidense de origen húngaro, que traslada a cálculo estadístico la habilidad relativa de victoria en torneos o campeonatos deportivos y que es habitualmente utilizado por jugadores de ajedrez. En cada una de sus fases de clasificación, Alemania se hizo con la victoria en todas sus confrontaciones, España no perdió ninguno y Brasil sucumbió en uno de ellos.

Sin embargo, de las simulaciones de UBS se deduce que Inglaterra, Francia, Bélgica y Argentina, con una pésima ronda de acceso a la fase final del Mundial, y que estuvo a punto de dejar fuera a la doble campeona del mundo, con Lionel Messi (el mejor jugador de la historia para muchos) a la cabeza, “tienen opciones realistas de lograr el trofeo”. Por ejemplo, de Inglaterra dice que "los 23 seleccionados tienen dos terceras partes de probabilidades de alcanzar los cuartos de final y bastantes de pasar de semifinales si no les toca Brasil", escribe Dean Turner, economista de UBS Wealth Management. Quien no desaprovecha la ocasión para decir que “Inglaterra es una selección equilibrada, un atributo que complementa cualquier esfuerzo colectivo y que puede transformar en éxito la táctica, la condición física y las habilidades técnicas” de sus jugadores, para sentenciar que “como ocurre en las inversiones, un holding que tiene una cartera de activos diversificado obtiene niveles de credibilidad de mayor consideración” en el mercado. Por contra, Panamá, Egipto, Túnez, Costa Rica y Arabia Saudí tienen cero posibilidades de mostrar la Copa del Mundo como vencedores absolutos.

Goldman Sachs desiste de predecir tras su fracaso apostando por Brasil en el último Mundial y de Francia en su reciente Eurocopa

El banco suizo aclara en su informe que sus cálculos definitivos son el resultado de más de 10.000 simulaciones. Aunque, en este caso, den como favoritos a la campeona en vigor, al sempiterno favorito (Brasil) y a España, brillante ganadora del Mundial de Sudáfrica de 2010. “Es lo que creen también la mayoría de los aficionados del planeta”, pero esa apreciación colectiva “no resulta un enfoque cuantitativo suficiente para el tratamiento de datos de un banco de inversión”, aclaran desde el equipo de UBS que ha elaborado el estudio, formado por 18 analistas. “Para nosotros, el modelo de predicción es una herramienta habitual de diagnóstico. En 2014, predijo que Brasil ganaría su Mundial sólo si no se cruzaba con Alemania en semifinales. Ocurrió y la selección de Alemania barrió a la brasileña por 7 goles a 1, antes de alzarse con el trofeo.

Tras las conclusiones del rating Elo, los expertos de UBS someten esa información al denominado simulador Monte Carlo. Sus analistas lo explican así: “Es una constelación de variables, con una serie de componentes aleatorios que nos trasladan un ranking de probabilidades ganadoras. Una vez se obtienen, repetimos las simulaciones una y otra vez, hasta compulsar resultados posibles de cruces y clasificaciones de grupos que superan los 10.000 torneos virtuales”. Entonces, tan sólo contabilizamos las veces que un equipo sale vencedor, las opciones de superar los cruces y las semifinales y las que tienen de ser eliminados.

El documento, de 17 páginas, incluye curiosidades sobre el mercado que alberga el Mundial. De Rusia explica que tiene 17 diferentes husos horarios, para facilitar los traslados de sedes de los aficionados, y desmenuza una completa guía para inversores interesados en colocar sus activos en Rusia. Y el panorama que dibuja contiene no pocas advertencias. Considera que el Mundial le reportará una imagen de país renovada y moderna, que incidirá en la reciente prosperidad de uno de los cuatro grandes mercados emergentes del planeta, pero que las hostilidades lanzadas por su presidente, Vladimir Putin, contra Europa, en particular, y Occidente, en general, así como su reciente victoria electoral, que le mantendrá en la Jefatura del Estado hasta 2024, hacen de su coyuntura favorable y de su actual atractivo inversor algo coyuntural.

La Universidad de Innsbruck se decanta por una final Brasil-Alemania, con probabilidades de triunfo para la última

La subida del precio del petróleo puede alargar la fiesta inversora, que ha conseguido que Rusia tenga un rating de bono basura a una calificación con grado de inversor internacional desde hace dos años, pero su papel activo en tensiones geopolíticas y su injerencia en asuntos de soberanía interna de otros países, deteriorará el clima para hacer negocios en su mercado. El uso de este tipo de fórmulas predictivas, que se han perfeccionado desde el último torneo mundialista por el fulgurante desarrollo del Big Data y la digitalización del análisis económico, ya proliferaba también entre los grandes bancos de inversión. En especial, Goldman Sachs. Aunque en esta ocasión ha desistido, después de sus fracasos a la hora de pronosticar la victoria de Brasil en 2014 y la de Francia, en la Eurocopa de 2016, que cayó ante la Portugal de Cristiano Ronaldo.

Otro banco, el alemán Commerzbank, coincide, en esencia, con el diagnóstico de UBS. Aunque rebaja las probabilidades de Alemania a un 18%. Eso sí, como su rival suizo, por delante de Brasil, justo por debajo del 13% de opciones de victoria (12,7%) y de España, con el 9,6%. Su modelo de análisis de datos tiene en cuenta el ranking mundial FIFA y sondea y evalúa el recorrido que, cada selección, ha realizado en Copas del Mundo precedentes, así como las estadísticas de juego y los goles que han logrado en torneos recientes. Commerzbank también dice haber realizado más de 10.000 simulaciones aleatorias de cada partido y, de sus resultados, se deduce que la selección de su país de origen retendrá el título.

Aunque, como se dice en el mundo del fútbol, las estadísticas, en primer lugar, están para superarlas; es un deporte de normas simples, en el que veintidós jugadores persiguen un balón a lo largo de 90 minutos, pero en el que funcionan demasiados factores intangibles que inclinan la victoria de uno u otro lado con mucha frecuencia, en segundo término, y que no responde necesariamente al dicho de que “juegan dos equipos y siempre gana Alemania”.

De hecho, otros presagios, como el de la Universidad austriaca de Innsbruck pronostica una final entre Alemania y Brasil, con victoria para la actual pentacampeona. Eso sí, por estrecho margen: 16,6% para la selección sudamericana y un 15,8% para la europea. De confirmarse, sería una gran reválida para que Brasil se resarza del fatídico 7-1 de su Mundial.

    </noticia>

 

    <a>Volver</a>

 

  </body>